viernes, 3 de febrero de 2012


LIGAS AGRARIAS CRISTIANAS 1960-1980
ORÍGENES DEL MOVIMIENTO CAMPESINA EN PARAGUAY
Por IGNACIO TELESCA
Centro de Estudios Paraguayos Antonio Guassch (CEPAG)
Tapa: detalle del tapiz MINGA de la colección “LIGAS AGRARIAS” diseñado y bordado por Neni Duarte en el Taller de la Hermandad de Santa María, Misiones.
Asunción-Paraguay 2004 (257 páginas)
**/**
Este libro lo podrá comprar a través de Portalguarani.com
Precio de venta: 70.000 Guaraníes (Aq.)
Consultas: info@portalguarani.com
**/**
CONTENIDO
Agradecimiento / Introducción / Contexto / Orígenes / Mística / Organización / Economía / Educación Campesina / Iglesia / Persecuciones y represiones / Transformación / Canciones de las Ligas.
**/**
INTRODUCCIÓN - PLAN DE LA OBRA
** Así como cuando vamos a plantar o edificar necesitamos previamente conocer el terreno, así también, a la hora de escribir sobre las Ligas Agrarias Cristianas necesitamos comprender el terreno en el que surgieron. Sólo así podremos entender la forma y el desarrollo que tuvieron.
** Es por eso que el libro se divide en dos partes: la primera, que en sí es el capítulo primero, se refiere a los contextos tanto nacional como internacional en los que se enmarcan las Ligas; y la segunda parte, el resto de los capítulos, se dedica a profundizar en la experiencia misma de las Ligas Agrarias Cristianas.
** En la primera parte queremos conocer qué pasaba en el país y en sus alrededores tanto a nivel político y económico, como social y religioso. No es indiferente, por ejemplo, que después de acabada la Segunda Guerra Mundial se haya iniciado la famosa Guerra Fría, en donde dos potencias se dividieron el mundo. Tampoco es indistinto que la Iglesia se haya renovado profundamente después del Concilio Vaticano Segundo. Todo esto afectó al Paraguay de una forma u otra. Que Stroessner haya durado tanto tiempo no fue sólo fruto de su capacidad de manejar el garrote. Que una parte grande de la Iglesia paraguaya se haya lanzado a compartir con los más pobres no es tampoco la ocurrencia de un par de curas locos. Todo tiene su relación con lo que pasaba fuera de las fronteras. Se suele decir que Paraguay es una isla rodeada de tierra pero si nos ponemos a ver con detenimiento vamos a encontrar unos cuantos puentes.
** En la segunda parte ya nos meteremos de lleno con las Ligas Agrarias Cristianas, con las LAC. Había dos maneras de abordar el tema. Una era tratarlo en forma lineal, y hacer un recorrido año por año por cada una de las LAC de cada departamento. Esto nos hubiese llevado no sólo mucho tiempo sino también muchos volúmenes. Y como dijimos más de una vez, no tenemos la intención de agotar el tema sino de dar pistas para que cada uno pueda tomar la posta y continuar el recorrido. Una segunda manera, que es la que elegimos, es centrarnos en problemáticas concretas.
** Luego de ver cómo se iniciaron las Ligas y los cambios que sufrieron a nivel organizativo, nos metemos de lleno en comprender cuál era la mística que inspiraba a los miembros de las LAC, incluso hasta dar su vida. Era algo más que defender un pedazo de tierra, su pedazo de tierra. Las Ligas Agrarias significaban un ataque al modelo vigente: un ataque al sistema económico, al sistema político, al sistema cultural e incluso al sistema religioso vigente. Iremos viendo uno por uno esos ataques para comprender lo global de la propuesta de las LAC. Así también lo entendió el régimen stronista que ya desde fines de los '60 comenzó a reprimirlas hasta llegar al doloroso 1976. Dedicaremos un capítulo al tema de la represión. Finalmente veremos qué pasó después, cómo se transformaron las Ligas Agrarias en las nuevas organizaciones campesinas, muchas de las cuales están hasta hoy entre nosotros. La mayoría de los nuevos movimientos campesinos se autodenominan herederos de las banderas de las LAC.
**/**
¿QUÉ TIPO DE ORGANIZACIÓN?
** Si en capítulos anteriores vimos tanto como se estructuraba la organización y a qué modelo de sociedad quería responder, es hora de preguntarnos sobre el tipo de organización que representaban las Ligas Agrarias Cristianas. Para eso vamos a valernos de las conclusiones del Seminario Nacional que se realizó en el mes de marzo de 1970.
** Los campesinos comienzan preguntándose si las LAC eran una organización económica. Todos coinciden en que no lo son, sino que se ocupa de lo económico como medio. Es decir no se descuidan las necesidades materiales de las personas, pero son conscientes de que con la sola economía no va a liberar al hombre de su explotación. Es más, la formación espiritual y moral, del campesino tiene que ir junto con lo económico. En esto, ellos mismos se diferencian de la cooperativa, se busca cma promoción humana integral.
** Cuando se preguntan si las ligas son una organización sindical, ellos distinguen entre el sindicalismo tradicional y el verdadero sindicalismo. Por sindicalismo tradicional se entiende a aquellos que sólo se interesan por sus intereses y no por buscar una liberación de todos los oprimidos. Es decir, no buscan cambiar las estructuras. Con este modelo de sindicalismo no se identifican las Ligas ya que ésta busca el cambio de estructuras para la liberación de todos. Tiene un elevado sentido revolucionario a favor de los campesinos. Se busca entonces, un nuevo modelo de sindicato, que luche contra toda la opresión.
** Siguen profundizando en su estilo de organización y continúan con la pregunta de si las Ligas son una organización política. Lógico pensar que no se identificaban con ninguno de los partidos políticos, lo que no quiere decir que no se sintieran eminentemente políticos. Las Ligas Agrarias, dice el documento, tienen su propia política, tienen su programa y su plan de trabajo para cada lugar y para cada tiempo. Y esto es política, pero muy diferente a la política partidaria. A nosotros no nos interesan las polcas partidarias, los colores, ni nada que divida al campesinado. Pero sí nos interesa el desarrollo integral del hombre como persona humana.
** La cosa no se les pone sencilla cuando tocan la confesionalidad de la organización. De hecho, son cristianas. Así lo dice el mismo nombre: LIGAS AGRARIAS CRISTIANAS. Sin embargo, no se consideran confesional al estilo de una organización apostólica, no fueron fundadas ni están dirigidas por la jerarquía eclesiástica. Además las LAC tienen bien claro que el cristianismo es eminentemente revolucionario: la actitud del cristiano de hoy es de lucha por la justicia. Por esto, las Ligas es una organización profundamente revolucionaria.
** Con realismo también analizan el papel del sacerdote, de los asesores religiosos, dentro de la organización. Son conscientes de que muchas veces los sacerdotes caen en un paternalismo que impide a las Ligas su crecimiento. Ante esta dificultad la mejor salida es profundizar en la formación de los propios miembros de las Ligas, para que no se vean en la necesidad de recurrir siempre al sacerdote. La cuestión es que no todos los religiosos y religiosas estaban de acuerdo con la organización. Es decir, no era sólo por la dependencia del pa'i, sino también porque muchos sacerdotes frenaban a la organización.
** Sin embargo, hay sacerdotes que se van acercando a nuestra y vida y comparten nuestras miserias. Son verdaderos compañeros, que por su mayor formación, pueden ayudarnos en todo lo que sea educación liberadora. Esta clase de sacerdotes necesitamos demasiado.
** Cuando en el seminario entran a profundizar en su organización interna, se concuerda en que las ligas locales no son independientes totalmente, pero tienen su autonomía, es decir que en un momento dado puede decidir por iniciativa propia para responder a situaciones concretas. Cada liga tiene su propia asamblea, y es ahí donde se eligen las autoridades, sin intervención de la Federación (FENA-LAC).
** Uno de los temas que surge una y otra vez es el del rol de los dirigentes. A diez años de creación de las Ligas, aún sigue siendo una dificultad la forma de actuar de los líderes campesinos, los que más bien parecen caudillos. A este nivel, parece ser que el ejemplo de los seccionaleros es difícil de no seguir. Cuando se preguntan cómo debe ser un dirigente y cómo tiene que ser su modo de actuar, resuelven en plenaria que:
** ... el dirigente tiene que ser capaz de repartir responsabilidades. Hay muchos dirigentes muy activos que lo hacen todo ellos, no dan ninguna responsabilidad a los otros y entonces no pueden formarse gentes nuevas.
** UN LÍDER AUTÉNTICO NO IMPONE SUS IDEAS, SINO QUE AYUDA, Y ÉL MISMO TRABAJA CON NOSOTROS. EL CAUDILLO, POR EL CONTRARIO, DOMINA Y ORDENA A LOS COMPAÑEROS. EL CAUDILLO MANDA HACER Y ÉL NO HACE.
**/**
UN PUEBLO ELEGIDO
Esta es la triste historia de aquel pueblo elegido
que al volverse egoísta, de su Dios se apartó.
Pronto vino la guerra con ella la derrota
y fueron expulsados (bis) de su propio país.
-
Presos a Babilonia todos fueron llevados
los ricos y los pobres esclavos todos son
por más de medio siglo vivieron humillados
y entonces se acordaron (bis) de su pacto con Dios.
-
Allí ya no había capos, todos eran iguales
unidos por la sangre y por la misma fe
la causa del desastre Israel la reconoce
y lloran, arrepentidos (bis) por tan ingratitud.

1 comentario: